Uruguay: El “amateurismo literario”

                               Federico Nogara

La literatura siempre funcionó como un oficio en Uruguay. Había escritores como había médicos, cocineros, carpinteros. La situación dio un vuelco considerable con la llegada del Frente Amplio al gobierno. La mayor parte de los escritores apoyó desde el primer momento a una fuerza que intentaría el cambio social tantas veces anhelado. La literatura también cambiaría Y en efecto, cambió.
En general los gobiernos “progresistas” aplican a la literatura lo que no aplican a su propio funcionamiento como fuerza política: la horizontalidad. Una horizontalidad a la que esconden tras el eufemismo democracia, tan manido, tan falso la mayoría de las veces y tan caro a los europeos, a quienes, por lo menos en el terreno cultural, seguimos copiando y muchas veces reverenciando.
Metidos en esta democracia literaria todos los escritores son iguales, en caso contrario se caería en el elitismo.

Uruguay: La vuelta al Estado Tapón

  Federico Nogara

La Independencia

Estamos en vísperas de la firma del tratado de paz posterior a la batalla de Ituzaingó. Hace ya tiempo que el gabinete británico acaricia la idea de crear un Estado independiente entre Brasil y Argentina,para debilitar a ambos y al mismo tiempo potenciar un puerto distinto al de Buenos Aires,con la intención de dominar el comercio de la zona y poder llegar con sus barcos, sin restricciones, río arriba hasta el centro de América Latina. Las cartas intercambiadas entre los dos personajes encargados por el Reino Unido para llevar a cabo la tarea-George Canning y John Ponsonby, Ministro de Asuntos Exteriores el primero y enviado al Río de la Plata como Ministro Plenipotenciario el segundo son reveladoras. Canning decía a Ponsonby en una de ellas: "La ciudad y territorio de Montevideo deberá independizarse definitivamente de cada país, en situación algo similar a la de las ciudades Hanseáticas en Europa". Y poco después reiteraba la idea: "Como V.E. sabe, se ha sugerido que Montevideo mismo, o toda la Banda Oriental, con Montevideo por capital, sea erigida en estado separado e independiente"

“Izquierda” y Cultura: Un largo desencuentro

                   Federico Nogara

Durante estos últimos años, sobre todo a raíz de la crisis europea, abundan los analísis que ponen el acento en la decadencia del sistema capitalista. Estando de acuerdo con la mayoría de ellos, creo que tocan sólo una parte del problema. Para completarlos habría que referirse a otra decadencia, la de la llamada “izquierda”.

Literatura y Sociedad: Las necesarias preguntas

                                             Federico Nogara


Desde hace un tiempo internet renueva diariamente una discusión sobre el soporte en que se debe leer y escribir, mientras arrecian las campañas en pro de la lectura.
Los “progresistas” de todo cuño (llamémoslos así para no herir sensibilidades y no citemos a los otros porque en realidad no les interesa la cultura), se manifiestan abierta y mayoritariamente por el soporte papel y la lectura masiva. Más aún, hacen de la lectura y la escritura a mano o en máquina de escribir un asunto de barricada: la cultura se va a pique si no se lee y si desaparece el papel.
Sus argumentos, a menudo sólidos, pierden consistencia al mezclarse temas de diversa índole e importancia tras los que se pierde el asunto central, de fondo.
Usar un soporte determinado para escribir y leer es totalmente relativo. Hay gente muy culta y que lee mucho decantada hacia las nuevas tecnologías y gente muy poco preparada y escasa de lecturas que prefiere el papel.
Sería de justicia reconocer a estas alturas que los autores consagrados y con muchos años a cuestas prefieren la pulpa de los árboles. Puede tratarse de sabiduría o de snobismo, como opina un amigo escritor.

Uruguay: Literatura y Sociedad

Federico Nogara



A través de los años Uruguay ha sido considerado en el exterior un país de gente bien educada y con un nivel cultural más que aceptable. Pese a esa tradición, hoy día se lo identifica básicamente con el fútbol, y en el plano cultural, cuando se habla de escritores, los únicos realmente conocidos son Benedetti y Galeano. Podríamos culpar de esta situación a la globalización y no nos equivocaríamos. “La globalización ha provocado un provincianismo eficaz a nuestras letras; cuando las grandes casas editoriales instalaron sucursales en varias capitales de la América Latina, vivimos la ilusión de que la globalización nos salvaría como escritores y lectores. Sin embargo, en realidad se produjo el extraño fenómeno de que esas sucursales se dedican a publicar a los autores de los respectivos países, de modo que Alfaguara de Guatemala (por poner un ejemplo hipotético) publica a los guatemaltecos y con suerte a algunos otros centroamericanos que difícilmente pasan a México, ni qué decir a Buenos Aires y mucho menos a España. Funcionan como pequeñas editoriales que cumplen su cometido dentro de los limitados mercados nacionales.” (1)

Y realmente, ¿existe un mercado literario?

                                    Federico Nogara

Uno de los temas más discutidos de los últimos tiempos en todos los rincones del planeta es la situación en que se encuentra la cultura. Las conclusiones distan de ser optimistas, si excluimos las de quienes la pretenden presentar como un mero entretenimiento o un negocio puro y duro. Quienes entienden que la cultura (y el arte) debe servir a la misión suprema de cualquier sociedad, la formación integral del ciudadano, es lógico que estén alarmados. Los demás no, porque como entretenimiento y negocio, la cultura funciona. Basta con observar las mareantes recaudaciones de las películas comerciales, destrozadas por la crítica pero apoyadas por una enorme maquinaria de propaganda, el empeño de las televisiones en formar cantantes y modelos que luego serán contratados/as por cifras millonarias y leer las declaraciones de “popes” de la industria del libro como la catalana Carmen Balcells –quizás la agente literaria más importante del mundo de habla hispana-, quien preguntada por la situación de las editoriales contesta: “mi impresión sobre el mundo editor es muy positiva. La compraventa de editoriales es constante y los grandes grupos abarcan la totalidad de la cultura. Casi todos ganan dinero”. Grandes grupos y buenas recaudaciones de dinero para medir el estado de la cultura, toda una declaración de principios.

Elecciones en Uruguay: Errar el tiro

                                     Federico Nogara



Ha pasado cierto tiempo desde las elecciones en Uruguay y aún bailotean en mi cabeza las frases leídas y escuchadas apenas conocidos los resultados. Algunas expresadas desde la resignación y otras desde el sentimiento trágico y la bronca. Los diarios, sobre todo los extranjeros, echan sal sobre las heridas. “El pueblo uruguayo elige la impunidad”, dice uno, en una síntesis perfecta de lo leído, escuchado y visto en las radios y televisiones del exterior. Es curioso que el título pertenezca a un diario de España, porque si se ponen las cosas en esos términos se podría decir que es justamente el español un ejemplo de pueblo que ha elegido la impunidad. Pero la realidad no es nunca tan simple y reduccionista como un titular.